La dirigencia sindical guarda esperanzas de que el tardío desembolso del gobierno por concepto de insuficiencia presupuestaria permita levantar la medida, pero la planta refinadora de alúmina está paralizada desde el 23 de septiembre de 2017, de modo que no tiene recursos para sostenerse. Esta decisión implica, prácticamente, un cierre técnico indefinido en tiempos de crisis económica.

Vecinos de este sector de San Félix protestaron por nueve horas este martes para exigir a Hidrobolívar el servicio de agua que no tienen desde hace dos años. La situación empeoró desde el 3 de enero, cuando dejaron de recibir agua los sectores vecinos, de los que se abastecían.

Dos personas permanecen apresadas desde el viernes, luego que protestaran junto a los vecinos del sector Libertador de Upata, debido a la falta del servicio de agua y comida.

LA ONG Provea sostiene que la erosión de los derechos sociales de los venezolanos y la desesperación de millones de familias por falta de alimentos atizan un estallido social cuyas consecuencias para los derechos humanos serían impredecibles.

Tanto autoridades como vecinos aseguran que los saqueos de esta semana en Ciudad Guayana son producto de la desesperación ciudadana por no tener seguridad alimentaria ni vislumbrar soluciones cercanas a la hiperinflación, desabastecimiento e incumplimiento de la entrega de bolsas del CLAP.

La manifestación se tornó agresiva al obstaculizar buena parte del trayecto con piedras de gran tamaño a la altura del sector Angosturita, lo que propicia accidentes y hasta robos de vehículos.

Solo una de las ocho fue en Puerto Ordaz, de vecinos de Colinas de Unare. El resto se concentró en distintos puntos de San Félix, reclamando además pernil, entrega de juguetes y tiques del bono Niño Jesús.

Habitantes de Las Malvinas, Francisco de Miranda y Brisas de Macagua fueron los únicos en ser atendidos luego de un ciclo de protestas diarias, de lunes a jueves, tanto en San Félix como en Puerto Ordaz.

Los vecinos de este sector de San Félix cerraron ambos sentidos de la avenida Pedro Palacios Herrera entre las 8:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde, reclamando el combo de alimentos que no reciben hace cinco meses

Trancas en las avenidas Antonio de Berrío, Leopoldo Sucre Figarella y Gumilla, así como en la redoma El Dorado, colapsaron este lado de Ciudad Guayana por una misma razón: el hambre. La misma que ha matado a 42 niños en el hospital de Guaiparo (San Félix) y que el régimen, en otro acto de vileza, aprovecha para chantajear con votos. Los votos que llevaron a Tito Oviedo a la Alcaldía de Caroní, a cambio de bolsas del CLAP que no llegan a ocho comunidades desde hace meses.

Página 1 de 11

Autoridades académicas, estudiantes, ONG y entes públicos participaron en un foro que recalca que sin igualdad ni justicia, el des...

Los guayaneses pagan las consecuencias de la improvisación irresponsable con la que Francisco Rangel Gómez manejó el tema del tran...

La supervisora del Banco Bicentenario explicó que desde el miércoles experimentaron fallas en la plataforma. Las personas de la te...

Exigen a la jueza del Tribunal Primero de Juicio de Violencia contra la Mujer en Puerto Ordaz ceñirse a las pruebas contra el homi...

El tema central de esta XVII edición tiene como tema central el Arco Minero del Orinoco. Entre sus desafíos, intentan convertirse ...