Ninguno de los planes que Justo Noguera ha impuesto para racionar el combustible en Bolívar ha tenido resultado positivo.

A dos días del nuevo cronograma que Justo Noguera Pietri impuso para surtir gasolina en Heres y Caroní, la continuidad de las kilométricas colas en cada una de las estaciones de servicio evidencia que siguen fracasando los planes que no atacan el problema de fondo, la falta de gasolina.

Desde la madrugada, Ciudad Guayana se convierte en un estacionamiento de vehículos que hacen cola para intentar abastecerse de combustible. Aunque Noguera amenazó con sancionar administrativamente a quienes hicieran colas nocturnas, dada la prohibición de estar en las E/S desde las 6:00 de la tarde hasta las 4:00 de la mañana, esto no se cumple.

A las 4:00 de la mañana, cuando deberían iniciar las colas, ya hay al menos 200 vehículos. Tampoco se está distribuyendo regularmente el combustible a las estaciones.

El lunes, en la Paseo Caroní II, en Puerto Ordaz, apenas surtieron 9.000 litros, y este martes fue una de las cuatro a la que no le llegaría combustible, al igual que la E/S Rosa Bella, donde conductores protestaron al enterarse de que no surtirían este martes.

Con el nuevo cronograma, que implica que cada vehículo tiene solo dos días a la semana para intentar surtir según el número de terminal de placa, algunos conductores consideraron que había mejorado la situación por el hecho de reducir el tiempo en cola de dos o tres días a seis horas, cuando en realidad eso no es garantía de mejoría en el servicio.

El resto siguió cuestionando estas medidas que obligan a los conductores a ajustar su rutina diaria según el día que le corresponde surtir, ya que no tiene certeza del tiempo que estará en cola y si logrará abastecerse de apenas 30 litros de combustible. Con ello, la mayoría prefiere no movilizar sus vehículos o recorrer largas distancias.

Este martes, Noguera anunció que zarpó un buque desde la refinería El Palito, en Carabobo, hacia el Puerto Guanta en Anzoátegui, punto de transferencia que alimenta al estado Bolívar. “Tengan la certeza y calma, que todo se está normalizando”, aseveró.