El lanzador venezolano de los Nacionales de Washington estuvo un paso del juego sin hit, pero su compatriota José “Cafecito” Martínez de los Cardenales le conecto el único inatrapable del partido, de todas manera, su equipo debutó con una victoria de 2-0 en el primer partido de la serie divisional

San Luis.- El abridor venezolano Aníbal Sánchez perdió la magia en el octavo episodio y dejó escapar el juego sin hits, pero dejó todo listo para que su equipo de los Nacionales de Washingon ganasen por blanqueada de 2-0 a los Cardenales de San Luis en el primer partido de la Serie de Campeonato del Viejo Circuito.

El receptor brasileño Yan Gomes y el segunda base Howie Kendrick, el héroe del quinto partido de la Serie Divisional ante los Dodgers de Los Ángeles, cuando pegó un grand slam, remolcaron sendas carreras dándole forma a la pizarra de los Nacionales, que se pusieron con la ventaja de 1-0 en la serie que disputan al mejor de siete.

Sánchez se perdió la oportunidad de conseguir el juego sin hits al inicio del octavo episodio, cuando su compatriota el bateador emergente José Martínez le conectó sencillo.

El serpentinero de 35 años, nacido en Maracay, había permitido que sólo tres corredores tocaran base cuando subió al montículo para el octavo episodio.

Su compañero de equipo, el primera base Ryan Zimmerman le robó al guardabosques Tommy Edman una excelente oportunidad de conectar de hit y sacó el primer out, pero  Martínez conectó sencillo al jardín central para el primer y único incogible que lograron los Cardenales en todo el partido.

Sánchez trabajó siete entradas y dos tercios, aceptó sólo un imparable, dio una base y retiró a cinco bateadores por la vía del ponche.

El serpentinero venezolano realizó 103 lanzamientos, de los cuales colocó 67 en la zona del strike al enfrentar a 27 bateadores enemigos.

Al final Sánchez (1-0), que tuvo marca de 11-8 y promedio de efectividad de 3,85 en temporada regular, se acreditó la victoria y dio ventaja a los Nacionales en la serie.

Sánchez se convirtió en el primer lanzador que abre dos partidos de playoffs con seis entradas sin permitir imparable.

Lo consiguió por primera vez en la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el 2013 cuando abrió con los Tigres de Detroit frente a los Medias Rojas de Boston.

Sánchez fue reemplazado por el dominicano Al Alburquerque al inicio del séptimo episodio y al final los Tigres ganaron por 1-0.

Pero otro relevista dominicano, Joaquín Benoit, no pudo evitar un sencillo que le pegó el estadounidense Daniel Nava con un "out" en el noveno episodio.

Esta vez, el relevista zurdo Sean Doolittle se encargó de sacar los cuatro últimos "outs" del partido con un ponche y logró el primer rescate en lo que va de postemporada.

Con su victoria los Nacionales, que jugaron como visitantes en el "Busch Stadium" de los Cardenales toman ventaja de 1-0 en la serie de campeonato y ponen la ventaja de campo a su favor.

Gomes silenció a los 43.975 asistentes al campo de San Luis durante el segundo episodio cuando logró doble entre los jardines izquierdo y central remolcando a Kendrick con la carrera que dio movilidad a la pizarra.

Mientras que Kendrick se encargó de cerrar el ataque con broche de oro al viajar a la caja de bateo y conseguir sencillo a lo profundo del jardín central llevando a la registradora al guardabosques Adam Eaton.

Por los Cardenales, que tuvieron como única respuesta el imparable que logró Martínez, perdieron con su abridor Miles Mikolas (0-1) en seis episodios, permitiendo castigo de siete imparables, una carrera, regaló dos pasaportes y retiró a siete por la vía del ponche.

El segundo juego de la serie se llevará a cabo el sábado nuevamente en el campo de los Cardenales, que subirán al montículo al veterano Adam Wainwright, mientras que los Nacionales iniciaran el juego con su abridor estelar Max Scherzer a partir de las 3:08 hora del Centro.

Template by JoomlaShine