En industrias como Alcasa y Bauxilum laboran media jornada por la falta de comida en los comedores. En Bauxilum, piden al personal rotativo acudir al menos cuatro horas en el día y llevar “su comidita”.

El presidente del gremio comercial rechazó los recientes saqueos y recordó que el ejemplo más cercano de fracaso tras la toma estatal lo protagoniza Friosa, otrora distribuidora de alimentos a más de 5 mil clientes en el estado Bolívar.

Los empleados aseguraron tener más de 7 años en la espera por mejores condiciones laborales, luego de la expropiación hecha por el ex presidente Chávez.

El secretario general del sindicato de la industria, Alejandro Álvarez,  sostuvo que el monto que se pretende pagar a la empresa casi cuadruplica el beneficio que cancelan a los trabajadores al mes.

Miembros de esta comunidad de Puerto Ordaz llaman a la representación del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que supervisó la conformación del CLAP hace tres meses para que aclare la situación.

En sectores como Campo Rojo, los comités de alimentación ya controlan las bodegas del sector, generando descontento entre los vecinos, mientras que en La Victoria esperan que este método destape, en realidad, cuántas bodegas tienen código de Alimentos Polar para cubrir los vacíos que dejan los mercados del Estado.

“Pedimos que respeten nuestro derecho a participar y a Horacio Alarcón que se digne a atendernos”, señaló la dirigente vecinal Karen Medina.

Representantes de siete consejos comunales de Unare solicitaron este jueves a la junta administradora de Friosa reactivar las jornadas de alimentación.

A dos meses de la creación de los comités locales de abastecimiento y producción (CLAP), lo cual supone una fase superior del racionamiento de la comida en Venezuela, la escasez y la reventa de productos básicos persisten en Ciudad Guayana, donde proliferan los saqueos y la violencia en torno a la compra de alimentos. El desespero aumenta cada día por la degradación de la red pública de alimentación a un almancen vacío. Es por tanto la entrega de una bolsa de comida casa por casa la nueva panacea revolucionaria frente a la ficticia 'guerra económica'.

Los voceros de las empresas intervenidas mediante el artículo 149 de La Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras (Lottt) y estatizadas consideran que un porcentaje de la población votó confundida y manipulada por una “guerra psicológica”.

Página 1 de 4

A partir del 4 de junio, y hasta que el Banco Central de Venezuela (BCV) lo determine, los precios deberán identificarse solamente...

Está previsto que el proyecto, cuya puesta en marcha estaba planteada para 2011, sea concluido a finales de 2018. ...

Persiste el descontrol en las zonas auríferas. “El Arco Minero como tal no existe. Lo que se hizo fue subirle el volumen a la...

Negocios del mercado de Chirica comercializan una res por semana en promedio. Sin embargo, admiten que la gente ya no compra un ki...

La preventa del criptoactivo inició este martes. Pese a las fallas del portal web en el proceso de registro de los interesados, Ma...