Miércoles, 13 Septiembre 2017 00:00

Jubilados de Cantv denuncian que la empresa que ayudaron a levantar "es ahora un rancho"

 
Valora este artículo
(2 votos)
Los jubilados de la estatal Cantv exigen pagos de deudas pendientes y mejores condiciones de trabajo para los empleados activos Los jubilados de la estatal Cantv exigen pagos de deudas pendientes y mejores condiciones de trabajo para los empleados activos Fotos Aníbal Barreto

A los jubilados de la estatal Cantv en Caroní les toca el mismo pedazo de pastel que al resto de los ciudadanos de la tercera edad: una rebanada repleta de injusticias, carencias, promesas incumplidas, pensiones que no alcanzan, medicinas que no llegan y condiciones laborales decadentes en las que sobreviven nuevas generaciones.

La Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), nacida en 1930 y nacionalizada en 2007 bajo el mandato del presidente Hugo Chávez Frías,  es la primera empresa de telecomunicaciones en el país, actualmente adscrita al Ministerio del Poder Popular Para la Ciencia, Tecnología e Innovación;  y, como muchas otras industrias tocadas por la mano del Gobierno defensor del “socialismo del siglo XXI”, vive días decadentes.

Automóviles parados por falta de repuestos. Instalaciones precarias. Carencia de equipos de trabajo como escaleras y otras herramientas. Sin insumos para reponer robos de cables que ocurren cada mes.

Los que dedicaron décadas de servicio a la estatal observan con estupor la decadencia de la empresa. También la desaparición de la bonanza. Y lo señalan, indignados, junto a la exigencia de una recuperación de condiciones laborales apropiadas.

Y el cansancio se hace sentir en el reclamo. De esta forma, un grupo de personas de la tercera edad, jubilados de la estatal, se acercaron este miércoles a Correo del Caroní para denunciar cómo la empresa en la que invirtieron su sudor y esfuerzo es ahora “un rancho” (como enfatizan) y ni la sombra de lo que fue antes de la llegada de Chávez.

Memorial de carencias

Entre los puntos que señalaron de ser los más preocupantes, y que la directiva de Cantv no ha querido dar respuestas (los afectados señalan la poca transparencia), entran temas como el incumplimiento desde 2005 de la homologación de sueldos y salarios del personal jubilado, en relación a la sentencia 816 del Tribunal  Supremo de Justicia (TSJ), que incluso no fue tomada en cuenta luego de la nacionalización (dos años después).

El documento publicado destaca de inadmisible e improcedente la solicitud de aclaratoria de la decisión N°816 “planteada por el apoderado judicial de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela”, lo que oficialmente obligaría a la empresa asegurar los pagos a los jubilados dentro de la homologación establecida.

12 años después continúan los reclamos por este incumplimiento, mientras se le suman otras carencias que afectan a los que actualmente hacen vida laboral en Cantv: jubilados notifican condiciones de trabajo que ellos mismos catalogan de “infrahumanas” por la falta de aire acondicionado y el estado deplorable de los baños para los empleados.

  ComillasNEGRASgrandesSi el gobierno tiene plata, que resuelva el problema interno, de su casa, no los problemas de afuera. No hay para sostener el pago de nuestras medicinas, no hay para pagarles bien a los jubilados. En la empresa no hubo más evolución, esto es una destrucción”, así se queja Javier Rojas, de 77 años, quien sirvió a Cantv por más de dos décadas.  


Las personas de la tercera edad, aún angustiadas por el pésimo servicio que desde hace años brinda la empresa, destacan también la falta de respuestas de Cantv para la solución de problemas como: el averío de equipos, cortes imprevistos de la línea telefónica en varios sectores del municipio Caroní y fallas del servicio Aba.

A principios de 2017 habitantes de Puerto Ordaz fueron afectados por este tipo de ineficiencias, además de denunciar un supuesto cobro de vacunas para la restauración de los servicios. Ante las numerosas fallas, este medio escrito envió a la empresa del Estado una petición de información que nunca fue respondida.

Abadis de Nava, jubilada de la estatal, asegura que la empresa se ha vuelto “un racho”. Una palabra bastante apropiada para lo que ella observa: no solo por la infraestructura deteriorada y el olvido de los derechos laborales, sino también por la caída en picada de la calidad de los servicios que ofrece.

A los jubilados les toca difícil

 El jubilado Oscar Castillo alerta sobre pocos beneficios en el área de salud: “Nos afecta también la parte médica (…) Cantv no está pagando a la empresa prestadora de los servicios a los jubilados, Oriental de Salud Integral Bolívar.”

Otros, como es el caso de Gladys Sosa, explican que tampoco pueden contar con Oriental de Salud porque pocas veces tiene insumos para atender exigencias básicas como la realización de placas o mamografías: “Nos niegan la atención médica primaria porque Cantv está morosa”.

Y así continúa el desglose de las penurias que vive la tercera edad en Venezuela, un país donde los ancianos también protestan por una calidad de vida digna que incluye, cómo no, el acceso a su pensión en efectivo: en agosto de 2017 proliferaron las exigencias de los pensionados y jubilados por la escasez de billetes en el país.

De igual forma medios como El Nacional y La Verdad reseñaron a principios de este año protestas de jubilados de Cantv por la exigencia del bono solidario de alimentación y mejores pagos. Queja que también persiste en Caroní, en retirados de empresas del Estado como CVG Venalum.

También otros jubilados como los de Corpoelec advirtieron en 2016 sobre estos ingresos que casi no les alcanzan para comer.

Y ahora muchos ancianos, con 126 mil 790 bolívares decretados el 1 de julio por el Ejecutivo, hoy en día hacen malabares.

Cabe recordar que ciudadanos de la tercera edad también padecieron las inmensas colas por rubros entre 2015 e inicios de 2016, ante el alto desabastecimiento, a dos años de la llegada de Nicolás Maduro a la presidencia de Venezuela.

“Los decretos presidenciales (ajustes salariales) no se están aplicando a los jubilados de Cantv”, denuncia Sosa ante el olvido del Ejecutivo nacional hacia las personas de la tercera edad que no tienen un aumento de ingresos proporcional a la inflación, del único país en América Latina en recesión económica

“Si el gobierno tiene plata, que resuelva el problema interno, de su casa, no los problemas de afuera. No hay para sostener el pago de nuestras medicinas, no hay para pagarles bien a los jubilados. En la empresa no hubo más evolución, esto es una destrucción”. Así se queja, con voz temblorosa y sus arrugas bien marcadas, Javier Rojas, de 77 años, quien sirvió a Cantv por más de dos décadas.

cantv2Jubilados y pensionados de otras empresas del Estado, como CVG Venalum y Corpoelec, también tienen la misma queja desde hace años: bonos de alimentación y pensiones que no alcanzan para nada. / FOTO ARCHIVO Aníbal Barreto

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Jubilados de la Gobernación aseguran que pasan hambre y penurias por sueldos miserables

barra 4naranja220

Jubilados de Corpoelec dicen que bajan de peso por salarios 'miserables'

barra 4naranja220

Adultos mayores y discapacitados aguardan por bono alimentario y de medicinas

barra 4naranja220

 

Una empresa decadente

En julio de 2016 representantes del Sindicato de Trabajadores Telefónicos ya denunciaban un pésimo servicio de Cantv, debido a la falta de inversión del Estado en tecnología e infraestructura para garantizar calidad a los usuarios.

Este miércoles los jubilados subrayaron “los pocos recursos que actualmente está generando la empresa” que, como denuncian, no se utilizan para mejorar el mantenimiento preventivo y correctivo que requiere la planta.

En 12 años de exigencias se mantienen firmes. Se suman a los millones de ancianos que viven las penurias del país, afincados en la deuda que una empresa expropiada por el Gobierno aún les debe. Una que, sin avance de ningún tipo, también resta calidad de vida al resto de la ciudadanía. 

Aun así la web de la estatal presume optimismo: “Bienvenidos y bienvenidas a Cantv, la nueva empresa del pueblo venezolano”.

 


Ley pisoteada

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en su artículo 80, refleja:

“El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías (…) está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantiza atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida. Las pensiones y jubilaciones otorgadas mediante el sistema de Seguridad Social no podrán ser inferiores al salario mínimo urbano”.

 
Visto 1180 veces Modificado por última vez en Miércoles, 13 Septiembre 2017 21:09

Hasta este viernes esperarán una respuesta sobre la propuesta contractual. De lo contrario, amenazan con profundizar la protesta. ...

El secretario general de la organización sindical, Alexander Arcia, sostiene que los robos se han multiplicado en los últimos mese...

Este martes realizaron una caminata desde la redoma de Makro hasta la CVG para entregarle una comunicación. El recién proclamado g...

La defensa del trabajador de Ferrominera acusado del homicidio de Renny Rojas, denuncia el retardo procesal injustificado y el hec...

Al menos siete reclamos laborales tienen los maestros dependientes de la Gobernación de Bolívar, por lo que solicitan una reunión ...

El presidente de la Corporación del Aluminio y de CVG Alcasa, Ángel Marcano, aseguró que “un gerente que esté en contra de la revo...

Dirigentes de Mosbase admiten que existe temor en los trabajadores públicos, debido a las amenazas y la persecución que genera la ...

Nueve niveles del tabulador quedaron por debajo del salario mínimo nacional, denunció el presidente de Sintraedelca, Alexander Arc...

La industria del aluminio lleva la batuta en los “incentivos” para promover la participación en la jornada organizada por el CNE e...