Siete obreros fueron desincorporados de sus labores en julio de 2017. Solo reciben salario básico, sin los beneficios contemplados en el contrato colectivo.

José Ramón Rangel tiene ocho años viviendo en un inmueble y no ha podido abandonar la residencia desde octubre de 2015, cuando le pidieron desocupación, pues no ha terminado su casa en El Rosario.

Hasta este viernes esperarán una respuesta sobre la propuesta contractual. De lo contrario, amenazan con profundizar la protesta. ...

El secretario general de la organización sindical, Alexander Arcia, sostiene que los robos se han multiplicado en los últimos mese...

Este martes realizaron una caminata desde la redoma de Makro hasta la CVG para entregarle una comunicación. El recién proclamado g...

La defensa del trabajador de Ferrominera acusado del homicidio de Renny Rojas, denuncia el retardo procesal injustificado y el hec...

Al menos siete reclamos laborales tienen los maestros dependientes de la Gobernación de Bolívar, por lo que solicitan una reunión ...