Lunes, 03 Julio 2017 00:00

Unegistas exigen plazo extraordinario de retiro de materias para no perder el semestre

 
Valora este artículo
(2 votos)
Los estudiantes tomaron la sede administrativa, en la torre Loreto, desde las 7:00 de la mañana Los estudiantes tomaron la sede administrativa, en la torre Loreto, desde las 7:00 de la mañana FOTO WILMER GONZÁLEZ

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

  barra 13aNaranja220

MÁS INFORMACIÓN

Estudiantes de la UNEG y la Unexpo “ni no protestamos, en 60 días se nos va el país”

barra 4naranja220

“Estudiantes de la UNEG rechazan fraude Constituyente de Maduro con plantón y clase magistral”

barra 4naranja220

Estudiantes de UNEG y Unexpo vuelven a trancar vías en contra de la Constituyente 

barra 4naranja220

 

Los casi 100 días de protestas en Venezuela no han pasado en vano. Movilizaciones, cierres de vías, represión militar y detenciones arbitrarias han signado la dinámica social del país, obstaculizando el desarrollo de algunas actividades.

Este es parte del planteamiento de estudiantes de la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), quienes este lunes tomaron el edificio administrativo de la casa de estudios, en la torre Loreto, para exigir a sus autoridades que autoricen “retiros extraordinarios” de las materias de este semestre.

“Por la situación del país nosotros no hemos podido ir a clases todos los días… Estamos en riesgo. Hay un estudiante (UNEG) que está preso solo porque estaba caminando en Alta Vista y la Guardia se lo llevó”, denunció Alvin Salazar, vocero del movimiento Orden Estudiantil de la UNEG.

Las materias de un semestre pueden retirarse, solamente, hasta la tercera semana después de comenzar el lapso académico. Los estudiantes solicitan que, vistas las condiciones del país durante más de 90 días continuos de protestas, las circunstancias sean revisadas.

Los afectados son todos los estudiantes, tanto quienes han decidido participar voluntariamente de las protestas, como quienes por resguardarse han preferido evitar estar en la calle.

Trámite e implicaciones

Con letreros de “¡Retiros ya!”, los unegistas se apostaron desde las 7:00 de la mañana en el edificio administrativo. Jesús Ortiz, estudiante de Ingeniería Informática, reveló que solo así lograron que el tema fuera discutido en consejo universitario.

Aseguró que ya el 19 de junio se les había negado un derecho de palabra en el consejo, pese a haber recogido 275 firmas (de un mínimo de 200), para poder expresar su planteamiento.

Lo propio ocurrió cuando introdujeron por escrito la misma solicitud, esta vez con el respaldo de 575 estudiantes. “Se llegó a un acuerdo con la coordinadora de pregrado, que íbamos a parar las protestas académicas (dentro de la sede Atlántico) si nos daban los retiros extraordinarios”, dijo Ortiz. Este acuerdo no se cumplió.

Los jóvenes se quedaron corrido en la sede administrativa, esperando respuestas.

“No son solo las protestas, también es la falta de servicios en la universidad… Por todo esto no estamos recibiendo una educación de calidad (…). Exigimos que la universidad nos dé la oportunidad de retirar nuestras materias sin ninguna repercusión en el futuro de la carrera”, insistió Salazar. “En las condiciones actuales no podemos ver clases”, aseguró.

De no aprobarse los retiros extraordinarios, los estudiantes afectados podrían perder las materias y afectar su registro en el “régimen condicional”, que lleva el record académico de los jóvenes.
“Es evidente que la situación del país escapa nuestra capacidad de estudio… Sabemos que el problema no se va a solucionar en las próximas cuatro semanas, lo que queremos es que eso no nos afecte académicamente”, insistió Salazar.

Intimidación

Hacia la 1:00 de la tarde, los estudiantes de la UNEG fueron informados que la universidad no aprobaría los retiros extraordinarios tras sesionar en el consejo de autoridades.

Ángel Rodríguez, coordinador del movimiento Orden Estudiantil, rechazó la decisión y comentó que, tras ella, los estudiantes planificaron tomar nuevamente el edificio administrativo mañana, “y toda la semana, si es necesario, hasta obtener respuesta satisfactoria”.

Sin embargo, un grupo más radical decidió cerrar el semáforo de la torre Loreto con cauchos incendiados, lo que atrajo tres tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), que persistieron allí al menos una hora.

Para las 3:15 de la tarde no había reporte de disturbios ni detenidos.

Visto 1251 veces Modificado por última vez en Martes, 04 Julio 2017 02:51

El brote está focalizado en Caroní, con un total de 161 casos sospechosos de la enfermedad, erradicada de Venezuela hace varios añ...

Una fuente médica del pediátrico Menca de Leoni de Ciudad Guayana revela que tres bebés menores de un año estuvieron hospitalizado...

Alrededor de su urna, los familiares de José Guerrero, de 6 años, insisten en que una atención médica adecuada y un diagnóstico má...

Los pacientes de los centros de Core 8, Los Olivos, Castillito y Unare enfrentan no solo sus enfermedades, sino el precario equipa...

Los dos decesos, ocurridos la semana pasada en el Hospital Raúl Leoni de San Félix, elevan a 23 las muertes maternas en Ciudad Gua...