La sanción incluye a los bancos Bicentenario y Venezuela, así como a Bandes Uruguay y Prodem en Bolivia. Los activos de estas entidades financieras bajo jurisdicción estadounidense quedan bloqueados.

Estados Unidos aprobó este viernes una nueva tanda de sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro en respuesta a la detención de Roberto Marrero, el jefe de despacho del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, la madrugada del jueves 21 de marzo.

El Departamento del Tesoro sancionó al Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), cuyo presidente Simón Alejandro Zerpa Delgado está sancionado desde 2017. La sanción incluye a Bandes Uruguay, el Banco Prodem en Bolivia, y los bancos Bicentenario y Venezuela.

El secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin, acusó al régimen de Maduro de transformar Bandes y sus entidades subsidiarias “en un vehículo para mover fondos al extranjero”, distorsionando así “el propósito original del banco (...) como parte de un intento desesperado de mantener el poder”.

Como consecuencia de las medidas punitivas, los activos de estas entidades financieras bajo jurisdicción estadounidense quedan bloqueados y las empresas y personas de la potencia norteamericana tiene prohibido hacer negocios con ellas.

No obstante, el Tesoro recordó que las sanciones no son permanentes porque buscan “un cambio positivo de comportamiento”. Así ha indicado que serán retiradas si los sancionados “dan pasos concretos y llevan a cabo acciones significativas para restaurar el orden democrático” en Venezuela.

Detención de Marrero

Mnuchin alegó que “el uso continuo por parte del régimen del secuestro, la tortura y el asesinato de ciudadanos venezolanos no será tolerado por Estados Unidos ni por la coalición internacional que está detrás del presidente (Juan) Guaidó”. En este sentido, exigió la liberación inmediata de Roberto Marrero y otros presos políticos.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) irrumpieron durante la madrugada del jueves en casa de Marrero, y en la de su vecino y también político opositor Sergio Vergara, y se lo llevaron preso.

Voluntad Popular, el partido político al que pertenecen Guaidó y Marrero, denunciaron este viernes que ni sus abogados ni su familia han podido verlo. Su defensa ha confiado en que sea trasladado en las próximas horas al Palacio de Justicia para comparecer ante un juez, dado que el plazo de 48 horas establecido por la ley venezolana expira en la madrugada del sábado, cuando no será posible celebrar una audiencia judicial.

“Escogieron a Roberto porque forma parte del círculo cerrado del presidente Guaidó, pero se equivocaron. Nosotros no tenemos miedo y no podrán doblegar a Roberto ni a su partido Voluntad Popular (...) Mi familia está clara”, manifestó su hermano, Reinaldo Marrero, según un comunicado de la organización política.

La crisis venezolana se agudizó el 10 de enero a raíz de la decisión de Maduro de iniciar un segundo mandato no reconocido por la oposición venezolano ni por gran parte de la comunidad internacional, por considerar que el proceso realizado el 20 de mayo de 2018 fue fraudulento.

El 23 de enero, Guaidó se juramentó presidente encargado de Venezuela en cabildo abierto, obteniendo el reconocimiento de gran parte de la comunidad internacional, incluido Estados Unidos, para que gestione una transición pacífica que culmine con nuevas elecciones. (Con información de Europa Press | Editado por Jhoalys Siverio)

Template by JoomlaShine