Opinión

Pocaterra fue un intelectual comprometido con las luchas por la democracia, la libertad y la justicia en una Venezuela dominada por los sempiternos caudillos militares encarnados por los militares Castro y Gómez.
La proyección de lo humano en la naturaleza, para bien o para mal, yace en el vértice del desequilibrio ambiental como problema. Pero este nexo no es visible dentro del discurso ambientalista.
Estamos en un momento visagra o de pliegue en que se va una época y se asoma otra. Por ello debe ser la aparición de estas especies raras como Obama y Trump o Lula y Bolsonaro.
Luego de haber sido esclavizados por el socialismo del siglo XXI, deberíamos pensar en el qué hacer cuando esto pase. Incluso, deberíamos tener a la mano argumentos muy convincentes para exigir una ruptura radical con este estado de cosas.
Maduro y los suyos no merecen el beneficio de la duda. Merecen la necesidad de una condena. Lo que han hecho y están haciendo para destruir a Venezuela así lo confirma.
Template by JoomlaShine