Jueves, 10 Marzo 2016 00:00

De Grazia: Lo más estremecedor fue que varios me dijeran ‘me mataron a mi hijo’

 
Valora este artículo
(2 votos)
De Grazia considera fundamental descriminalizar la actividad minera para acabar con la violencia en el sur del estado Bolívar De Grazia considera fundamental descriminalizar la actividad minera para acabar con la violencia en el sur del estado Bolívar Foto cortesía

Las advertencias sobre lo que ocurre en las minas de estado ya se habían hecho, pero fueron y siguen siendo omitidas por el Gobierno.

“Américo me mataron a mi hijo”, fue el primer llamado que recibió el diputado a la Asamblea Nacional (AN) por el circuito 3 del estado Bolívar, Américo De Grazia, quien hizo de conocimiento público la desaparición de mineros en Tumeremo, a partir de las llamadas de los familiares de las víctimas, que aseguran que hubo una masacre.

En Tumeremo, familiares se han mantenido en protesta exigiendo que los mineros aparezcan, vivos o muertos, muy a pesar de que el gobernador de Bolívar, Francisco Rangel Gómez, se aventurara a negar el testimonio de los familiares de las víctimas por el hecho de que no han encontrado los cuerpos.

No obstante, no es la primera vez que se suscitan este tipo de hechos, aunque no de la misma magnitud, pero la violencia minera es uno de los reclamos constantes al gobierno nacional y regional. El diputado De Grazia rememora el momento en que empieza a recibir la lamentable noticia. 

- ¿A qué hora y de quién recibió la primera llamada? 

- El primero que me llamó fue el padre de Ángel Trejo, una de las víctimas. Fue a primera hora de la mañana, entre 5:30 y 5:45 de la mañana, me dijo: Américo me mataron a mi hijo. Nunca me imaginé que se tratara de un hecho como este, luego me llamó la señora Montilla y me dijo: me mataron a tres de mis hijos; después la señora Ruiz, para decirme que le mataron a sus dos hijas, y así sucesivamente me fueron llamando cada uno de los familiares. 

- ¿A qué hora salió para Tumeremo? 

- No me pude trasladar de manera inmediata porque no había gasolina en Upata, fue a eso de las 9:00 de la mañana cuando pude trasladarme. Perdí como tres horas porque, además, las estaciones de combustible estaban cerradas y había cola. No podía ir sin gasolina porque si no hay en Upata, en el sur, menos. 

- ¿Cuándo llegó, qué vio? 

- Ya estaba cerrada la vía. La gente la cerró porque los familiares de las víctimas recibieron la noticia a las 7:00 de la noche. Comenzaron a peregrinar de cuerpo en seguridad en cuerpo de seguridad y ninguno le dio crédito, alguna esperanza. 

- ¿Por qué cree que lo acusan de propiciar este hecho? 

- Es una huida hacia adelante cuando no se tiene moral para hablar de un tema (…). Creo que es un plan de encubrimiento y complicidad por una sola razón, y es ¿qué pretenden ocultar?, ¿a quién pretenden proteger? A seis días de la tranca en la Troncal 10, la única exigencia de los familiares, además de que aparezcan los mineros vivos o muertos, es que capturen a el Topo, y este es un gobierno tan irresponsable y cómplice que no permite que siquiera alguien se pronuncie o a citar en Fiscalía. Piden una orden de captura a el Topo y no se atreven a hacerlo. 

- ¿Asistiría a un encuentro con el gobernador para debatir el asunto? 

- Cuando él guste, no tengo ningún inconveniente, ningún prejuicio ni complejo al respecto.

- De los testimonios, ¿cuál ha sido la frase más estremecedora que ha escuchado? 

Me mataron a mi hijo. Quienes tenemos hijos sabe lo que significa una frase tan aterradora como esa.

- ¿Qué es lo que ocurre en el sur de Venezuela? 

- Lo que ocurre es el reparto del botín minero del oro y del diamante, que implica todo el arco minero del Orinoco del que se ufana el gobierno (…) hay muchos intereses de por medio y se explota de manera salvaje y brutal, desde el punto de vista humano, ambiental, social, político, militar, y no representa ninguna ventaja para el fisco, sino una deuda permanente contra cada uno de nosotros. 

- ¿Cómo puede arreglarse la situación? 

- Primero, descriminalizando la actividad minera; segundo, dándole responsabilidad a los actores sociales que la componen: cooperativas, trasnacionales (…). Si hay explotación minera para las trasnacionales, también para los venezolanos. No podemos permitir concesiones al margen de los venezolanos ni que maltraten ni asesinen (…). Antes el enemigo público número uno era el paludismo, hoy le agregamos las masacres y mafias. 

- ¿Cuál es el futuro que le depara a Tumeremo? 

- Yo veo a Tumeremo con un futuro promisorio, igual que a Guayana. Deseo ver a Guayana en medio del progreso, la abundancia, los mejores servicios públicos, turismo desarrollado e industria perfectamente sustentable. 

- Una o dos palabras que definan la violencia minera. 

- Oro y muerte. 

- ¿En qué puede ayudar la AN? 

- Servir de plataforma para que estos tipos de casos se resuelvan y podamos representar un futuro para el país.

Visto 3664 veces Modificado por última vez en Viernes, 11 Marzo 2016 05:56

Extraoficialmente se supo que hubo una balacera la madrugada de este sábado en el fundo Atenas, en Tumeremo. El hallazgo de una ex...

A las 7:00 de la noche, familiares esperaban reunirse con la comisión de la FAN y el Cicpc que la tarde de este domingo sobrevolar...

Juan Cohello, padre de Ángel Trejo, uno de los desaparecidos en Tumeremo, relató el hecho en el que, según un testigo, este último...

El Sistema Bolivariano de Comunicación e Información (Sibci) reprodujo la política de silencio y falta de transparencia en los org...

El diputado por el estado Bolívar aseveró que “si los muchachos aparecen vivos pediré perdón públicamente y me retractaré. De lo c...

En el tercer día de protesta tampoco hubo noticias sobre las personas desaparecidas en la bulla Miamo, en las ...